Frecuencia de entrenamiento para maximizar resultados

Frecuencia de entrenamiento para maximizar resultados

El número ideal de entrenamientos por semana depende de muchos factores como el tipo de ejercicio, los músculos que se trabajan, la intensidad, la calidad del descanso, entre otros. Aquí te daremos algunas ideas para que puedas encontrar la frecuencia que te dará mejores resultados.

¿Qué tan intenso es tu entrenamiento?

Entre más intenso sea tu entrenamiento más debes dejar descansar a tus músculos. Un indicador es el dolor múscular posterior al ejercicio (DOMS, Delayed Onset Muscular Soreness, en inglés). Este dolor, que aparece generalmente uno o dos días después del ejercicio intenso es una señal clara de que debes descansar.

¿Entrenas grandes grupos musculares o músculos individuales?

Si tu entrenamiento concentra sus esfuerzos en músculos pequeños o individuales. Probablemente necesites dejar resposar esos músculos más tiempo. La razón es muy simple, cuando ejercitas grandes grupos musculares, como cuando haces sentadillas, los músculos que trabajan juntos son muchos y, de alguna forma, se reparten el trabajo, si estás entrenando el bíceps en forma aislada, necesitará más días de recuperación.

¿Descansas adecuadamente?

Algunos expertos en aumento de masa muscular te recomendarán que descanses todo lo que puedas. Es la fase más importante para el crecimiento de los músculos y es cuando se producen y regulan las hormonas que ayudan a su crecimiento. El descanso en horarios regulares es muy importante y se recomienda un mínimo de ocho horas si tu ejercicio es de alta intensidad. No olvides darle a tu cuerpo las proteínas que necesita por medio de una alimentación balanceada: hidratos de carbono, proteínas y grasas son muy importantes, así como las vitaminas y minerales que encuentras en las frutas y verduras. El agua, sobra decirlo, es vital, es el medio de transporte de todos los nutrientes

¿Cuál es entonces la frecuencia ideal? ¿Cuáles son las señales de que lo estás haciendo mal?

La frecuencia ideal la podrás encontrar fácilmente si tomas en cuenta los puntos anteriores. Algunas señales de que tu frecuencia no es la óptima:

  • No estás viendo progreso con tu entrenamiento y te sientes cansado todo el tiempo
  • Te lesionas con frecuencia
  • Tu ritmo cardiaco en reposo ha aumentado
  • Tu rendimiento físico ha disminuido en lugar de aumentar

¿Qué te recomendamos hacer?

Deja pasar al menos dos días si tu entrenamiento es moderado (dolor posterior medio) y una semana (o más) si el dolor es intenso. Esto no significa que no puedas entrenar todos los días, la clave es no trabajar los mismos músculos en cada sesión. Mientras trabajas pecho y espalda podrías dejar descansar tus piernas. Si trabajas abdomen, podrías no ejercitar tus brazos.

Recuerda que cambiar regularmente tus rutinas también te ayudará a que tu cuerpo no se aprenda de memoria cómo hacer los movimientos y se vuelva tan eficiente al hacerlos que ya no veas progresos.

 

Fuente: http://www.revistacorposano.com/frecuencia-de-entrenamiento-para-maximizar-resultados/